La presidenta de la comisión de equidad de género y derechos humanos del ayuntamiento de Ciudad Madero inicia la jornada con las palabras de bienvenida destacando la importancia de la colaboración conjunta para erradicar la violencia hacia la mujer.

La presidenta de PROANI, Lic. Emma Cantú, y la tallerista Lic. Fátima Hernández.

Se hace alusiva la participación de personas de la sociedad civil y servidoras/es públicos, personal operativo, direcciones y coordinaciones de las diferentes instancias: Instituto de la Mujer, Desarrollo Social, Atención a la juventud y DIF municipal.

La licenciada Hernández, continua su exposición con la definición de dos conceptos básicos para trabajar: sexo y género.

El taller está a cargó de la licenciada en derecho Fátima Hernández Arvizu quien da inicio con su presentación con una dinámica, haciendo mención de que su labor en tema de género la ha manejado desde el método pedagógico de la educación popular, por lo tanto, indica realizar una dinámica de “las barcas” con el propósito de distensión y de conocer a las y los participantes que tienen cosas en común, por lo que deben moverse de su asiento para hacer equipos según las indicaciones que se van proporcionando. En este momento del taller, las personas son colaborativas y siguen las instrucciones de la expositora. Se concluye que el número de participantes mujeres supera al de los hombres, predominan el personal que se dedica a la atención de las mujeres e infancia. Se integran más personas al taller en el inicio de la dinámica.

La licenciada Hernández, continua su exposición con la definición de dos conceptos básicos para trabajar: sexo y género. Indicando al sexo como lo perteneciente a lo biológico y el género a lo socialmente construido como masculino y femenino. Realiza un sondeo entre las/os asistentes para conocer que atribuciones se les da a las mujeres y cuales a los varones. Las personas participan con sus puntos de vista, lo cual va guiando los siguientes conceptos, los de estereotipos y roles de género. Realiza una serie de expresiones que la sociedad dicta como pertenecientes a hombres y a mujeres separándolos en contextos simples, como en los hogares, escuelas, lugares de esparcimiento público o de transporte, aludiendo a las exigencias de lo que se espera para ambos sexos.

A partir de las definiciones básicas, se comienza a hablar sobre la violencia hacia las mujeres. Para ello, se solicita a las/os asistentes que escriban la definición de violencia y violencia de género que conocen. Se comparte de modo participativo lo que se escribió individualmente.  A partir de los términos que la audiencia da, se realiza una definición que se asemeja al concepto que se maneja desde la perspectiva de género: Espiral de la violencia

Las mujeres que asistieron por parte de las dependencias lamentan, entre otras cosas, que la información acerca de la violencia contra las mujeres no llegue a los hombres cuando son ellos los que en su mayoría violentan a las mujeres. Por lo tanto, una de las propuestas es que se amplíe la información y sensibilización a los hombres.

Las encargadas de desarrollo social infieren en decir que el método preventivo podría llevarse a las colonias a través de la capacitación de sus líderes, para tener un mejor impacto en la difusión, utilización de la denuncia y seguimiento de la misma, no sin antes conocer las violencias que pudiesen estar viviendo las mujeres. A lo que la expositora refiere ser una buena propuesta sin embargo recalca la importancia de que se midan con indicadores y se les dé seguimiento a las mujeres y sus colonias para conocer el verdadero impacto que se causa en las familias de la ciudad.

Explica el concepto de violencia estructural y su relación con la denominación jurídica del feminicidio. Da a conocer casos emblemáticos en los juicios en los que se basan hoy en día los protocolos para atender casos de homicidios dolosos de mujeres. Hace mención de la Ley para prevenir, atender y sancionar la violencia contra las mujeres de Tamaulipas, que incluye la violencia obstétrica y la violencia diversa, explicando que esta ley varía dependiendo el Estado. Durante la exposición de este tema, las/os asistentes se encuentran conmocionados al conocer los casos sobre feminicidios y las particularidades del ejercicio de la violencia a las que son sometidas las mujeres, donde las relaciones de poder se encuentran inmersas.

La figura del feminicidio queda clara a partir de que se hacen notar estas diferencias que incluyen violaciones y tortura hacia las mujeres, incluso la revictimización que se les adjudica después del suceso por parte de la sociedad. La expositora invitó a las mujeres a no realizar esta práctica y explica la manera en que los mitos en torno a las violencias, tales como que las mujeres se dejan violentar o que es su responsabilidad al no salirse de la situación dañina, la cual va más allá de la voluntad, indicando el ciclo de la violencia para dar dicha explicación. Hace difusión de los momentos por los que se pasa en una relación violenta: Acumulación de tensión, estallido, luna de miel, el cual es repetitivo y existen condiciones subjetivas y sociales por las que a las mujeres se les dificulta hacer frente a estas situaciones.

Para finalizar, les invita a quienes asistieron a continuar en proceso de sensibilización y toma de conciencia para ayudar a las mujeres que pudiesen estar viviendo algún tipo de violencia.