En el taller “Lenguaje incluyente y no sexista” asistieron personas integrantes de la Dirección de Atención a la Juventud del Ayuntamiento de Tampico y alumnas de la carrera de trabajo social del Instituto de Ciencias y Estudios Superiores de Tamaulipas y de la carrera de psicología de la Universidad Autónoma de Tamaulipas en las instalaciones de la biblioteca Municipal de Tampico y el Centro Cultural Vive la Cultura A.C.

La exposición a cargo de la licenciada en psicología María Fernanda Coronado Noreña da inicio con una dinámica de expectativas y valores en que las y los participantes que quisieron compartir, dibujan manos y crean lazos simbolizando la colaboración para cumplir los objetivos. Se comparten los valores que consideran importantes para su quehacer diario en las diferentes instancias a las que pertenecen.

Se presenta el taller con el objetivo principal y su vinculación con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas, principalmente el número cuatro "Alcanzar la igualdad entre los géneros". La tallerista comenta la importancia de los ODS y cómo el tema de género no es un asunto aislado, sino que se compromete con los otros dieciséis objetivos que se pretenden alcanzar para el año dos mil treinta.

Los/as participantes no conocían los objetivos de desarrollo sostenible por lo que fue de interés general saber que la igualdad de género forma parte de la agenda mundial, tampoco habían tomado un curso o taller bajo la perspectiva de derechos humanos.

La tallerista realiza una dinámica de sensibilización donde las y los participantes completan frases que se escuchan en diferentes ámbitos, dichos enunciados y dichos populares que son discriminativos hacia la mujer para con ello hablar del sexismo.

Se continua con la exposición hablando del marco legal "Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres" que incluye en sus directrices normatividad para favorecer el uso del lenguaje no sexista, como justificación para la cual se está realizando el taller específicamente en el uso del lenguaje.

La metodología que se utiliza es participativa y reflexiva, por ello se introduce a otra dinámica donde la expositora explica que se requiere de la integración de todas las personas.

Llevándose a cabo en el patio donde las y los integrantes forman equipos y deciden turnos para vendarse los ojos y ser dirigidos para colocar enunciados encontrados en tarjetas que se refieren al sexo y al género según como lo entiendan. Para ello se dirigen con indicaciones precisas de pasos dirigidos por las/os otros para llegar a la meta. Al final cada uno de los equipos verifica que las tarjetas estén colocadas correctamente. Salvo una, las demás fueron colocadas correctamente. Partiendo la discusión sobre la duda de donde podría ir una tarjeta que parece ser parte de lo biológico sin embargo es social. Surgen dudas al respecto de la "Identidad de género" y de los nuevos géneros, para lo cual se da una breve introducción a la teoría queer sin embargo no se ahonda en ello. Establecemos que el género es la atribución social que se les da a las personas de acuerdo con el sexo biológico. En este bloque también se explican las diferencias entre el termino equidad e igualdad.

En la segunda parte del taller se hizo un recorrido sobre los estereotipos y roles de género, continuando con la metodología dinámica, se pide que se realicen en hojas en blanco un examen con las indicaciones que se van dando. Da una serie de instrucciones donde los/as integrantes tienen que pensar y realizar lo primero que se venga a la mente al mencionar “dibuja una mujer” “un hombre” “hagan una casa” y la situación sube de nivel de dificultad cuando se pide que se realice tomados/as de las manos: “Hagan un caballo” “un perro” “un gato”. La primera reacción fue de no saber que hacer, después comienzan a hacer sonidos de los animales que se les pidió. Con esta actividad se llega a la conclusión de que los estereotipos y paradigmas se repiten sin tener una razón lógica de que ello ocurra y como las ideas pueden ser perjudiciales encasillando a las personas.

Para hablar del lenguaje, la tallerista muestra videos publicitarios discriminatorios e invita a observar los errores que se cometen al mostrar mujeres en actividades estereotipadas. Logran identificar el lenguaje sexista que se utiliza. Tanto en los videos mostrados como en anuncios e imágenes que se muestran donde existe discriminación de manera normalizada. Las y los participantes comienzan un debate acerca de la violencia que se genera hacia las mujeres en redes sociales, donde las madres solteras con el blanco de ataque. Con esta discusión se invita a pensar cuidadosamente antes de emitir un juicio hacia otra persona que puede violentar los derechos humanos.

Para concluir, la tallerista indica de realizar un mural colectivo con la temática que elijan sobre un concepto aprendido a lo largo del taller, seleccionado por un integrante del grupo. El tema elegido fue la “equidad”. Realizan dibujos y pegan recortes de revistas que se proporcionaron en un inicio. Las personas deben continuar la idea principal aportando algo nuevo al mural que ayude a romper estereotipos y fomente la cultura de derechos humanos. Las y los participantes dan sus conclusiones y expectativas respecto al tema de la equidad de género y sobre las acciones que desde las instancias gubernamentales pueden iniciar.

Es el primer taller que la Dirección de Atención a la Juventud recibe por parte de una Organización Civil, al igual que el primero que reciben alumnas del Instituto de Ciencias y Estudios Superiores de Tamaulipas y la Universidad Autónoma de Tamaulipas.